El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, considera que la aplicación del artículo 155 de la Constitución por parte del Gobierno es “peligrosa” e “irresponsable”, dado que el Ejecutivo tenía una vía “alternativa” de “diálogo y negociación”.

“La labor del Gobierno de España no es introducirnos en la incertidumbre y la aplicación del 155 todo el mundo sabemos cómo empieza, pero es muy difícil saber cuál va a ser su desarrollo y su despliegue en el tiempo”, ha apuntado Garzón en declaraciones a los medios en el acto organizado por IU ’40 años de franquismo. 40 años de impunidad’.

Para el responsable de Izquierda Unida, la aplicación del artículo 155 “lo que va a hacer es enconar las posiciones políticas”, algo que “no va a ser la respuesta a los problemas de fondo”. En su opinión, “los problemas de fondo solo se van a resolver cuando el Gobierno esté dispuesto a resolver un problema político con negociación política, y esto no es el 155”.

No obstante, ha rechazado que las medidas que va a tomar el Gobierno supongan un “golpe de Estado”, como las ha calificado el delegado de la Generalitat en Madrid, Ferran Mascarell.

“La aplicación del 155 es constitucional, está dentro de la legalidad, es algo que se podía esperar y, por lo tanto, es una medida que a nuestro juicio es imprudente y no debería haberse tomado, pero no cabe reconocerla como un golpe de Estado”, ha apuntado Garzón.

“El 155 lo único que va a hacer es empeorar las circunstancias y no mejorar lo que debería ser la conviviencia, que es lo que deberíamos proteger como responsables políticos”, ha resumido el dirigente, que ha criticado que su grupo político no tiene “ningún tipo de interlocución directa” con el Gobierno.

LAS ELECCIONES NO RESUELVEN EL PROBLEMA

Preguntado sobre la intención del Ejecutivo de convocar elecciones en Cataluña, Garzón ha señalado que “pueden hacer que se gane tiempo, de eso no cabe ninguna duda, pero no se va a resolver el problema así”.

“En Cataluña hay un problema político de fondo, de una profundidad que tiene que ver con que hay un 80% de la población que quiere votar y ese hecho es ahora mismo ilegal”, ha señalado el dirigente político, para el que esta situación “no se va a resolver con más elecciones”, sino “cuando haya disposición al diálogo y a la negociación”.

Garzón ha criticado que el Rey Felipe VI se posicione “de una forma muy clara con el bloque reaccionario del PP y Ciudadanos, ahora apoyado también por el PSOE”. “Ese posicionamiento compromete a toda la institución para el futuro”, ha señalado, y ha añadido que el jefe de Estado “representa a toda la ciudadanía y todo el país”.

En relación con los rumores de intervención en la televisión pública o los Mossos, Garzón se ha mostrado “radicalmente en contra”, pues “lo que es un bloque independentista que estaba bastante fragmentado sobre el camino a seguir en las próximas semanas se va a cohesionar en contra de una medida que es arbitraria, excesiva y desproporcionada”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.