El presidente del PP de Ibiza, José Vicente Marí Bosó, ha considerado “una vergüenza” la actuación de diputados como Aitor Morrás de Podemos o David Abril de MÉS per Mallorca, así como de los socialistas, en la Comisión de investigación de las autopistas de Ibiza, principalmente ahora que la Fiscalía de Ibiza ha decidido archivar las diligencias de investigación penal que inició tras recibir las conclusiones de la Comisión al considerar insuficientes los indicios aportados.

Marí Bosó, en declaraciones a Europa Press, ha recordado que el PP ya advirtió de que esta Comisión “no servía para nada” más que para “intentar hacer daño a personas y al crédito de un partido político”. “Es la segunda vez que Fiscalía archiva esta cuestión”, ha reiterado.

El ‘popular’ ha recordado que existe “multitud” de informes de la Abogacía de la Comunidad en el mismo sentido y ha criticado que, al final, “de toda esta historia queda la decisión del socialista Jaume Carbonero de pagar 100 millones de euros más a las concesionarias”, opción revocada en los tribunales gracias a la gestión del PP, ha subrayado.

Marí Bosó también ha lamentado que del proceso quedan otros 30 millones por pagar entre todos por retrasos en las expropiaciones. “Esta es la política revanchista, rencorosa que hace Podemos, MÉS per Mallorca y PSOE”, ha espetado.

Entre otras cuestiones, la Comisión consideró que, tras las investigaciones, quedaba acreditado la intencionalidad y la voluntad de asumir el control de todo el proceso de diseño, concesión, adjudicación y construcción de las carreteras de Ibiza por parte de determinados dirigentes del PP, así como la vinculación de buena parte de los sobrecostes en determinadas decisiones políticas. Ahora, entre otras cosas, la Fiscalía cree que los delitos que pudieran derivarse de los hechos habrían prescrito.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.