Foto: Europa Press

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha anunciado en rueda de prensa que este lunes se han presentado sendas querellas por delitos de rebelión, sedición, malversación de caudales públicos y otros anexos contra el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y el resto de personas que integraban su equipo de gobierno –en la que se incluye al exconsejero Santi Vila, pese a que dimitió antes de la proclamación– y también contra los miembros de la Mesa del Parlamento de Cataluña que el pasado viernes participaron en declaración unilateral de independencia. La primera se ha interpuesto ante la Audiencia Nacional y la segunda ante el Tribunal Supremo.

En las querellas, el Ministerio Público menciona expresamente que se proceda a la citación de los querellados con carácter urgente para tomarles declaración como investigados para valorar la adopción de las medidas cautelares de carácter personal, teniendo en cuenta la “gravedad de los hechos” y de los delitos imputados.

Añade, que tras la admisión a trámite de sendas querellas se acuerden las medidas cautelares pertinentes para el aseguramiento de la responsabilidad civil, que en el caso de los miembros del Govern ascienden a 6,2 millones de euros.

Maza ha actuado, según ha dicho, “en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público”. Los principales responsables políticos de la Generalitat de Cataluña, que con sus decisiones y actos a lo largo de estos dos últimos años han producido una crisis institucional que culminó con la declaración unilateral de independencia realizada, con total desprecio a nuestra Constitución”, ha subrayado.

Según ha explicado, las actuaciones contra los miembros del Govern se ha interpuesto ante la Audiencia Nacional, ya que no ostentan la condición de aforados al haber sido cesados de sus cargos.

La segunda de ellas, la dirigida contra los miembros de la Mesa del Parlament -“que con sus acuerdos posibilitaron la tramitación de los proyectos esenciales para el desarrollo y la culminación del proceso de independencia”, ha explicado– sí que ha sido presentada en el alto tribunal debido a que la mayoría de ellos mantienen su aforamiento dada su pertenencia a la Diputación Permanente del Parlament de Cataluña.

“A partir de ahora, la Fiscalía continuará ejerciendo sus funciones desde la imparcialidad y con estricta observancia de lo dispuesto en la Ley, para garantizar el respeto al Estado de Derecho, al orden constitucional y a nuestro sistema de convivencia, gravemente afectado por las conductas que motivan las querellas”, ha concluido Maza.

El Fiscal General del Estado ha estado acompañado en la rueda de prensa por el teniente fiscal del Tribunal Supremo, Luis Navajas;el fiscal jefe de la Inspección, Fausto Cartagena; el fiscal jefe de la Secretaría Técnica, José Miguel de la Rosa; y el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Jesús Alonso.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.