Foto: Reuters

El grupo yihadista Estado Islámico ha reivindicado este martes el ataque perpetrado contra una comisaría de Policía en el centro de Damasco el pasado lunes, en el que 17 personas perdieron la vida, entre ellos al menos cinco policías.

En un comunicado publicado por Estado Islámico a través de la aplicación de mensajería instantánea Telegram este martes, el grupo terrorista ha asegurado que dos de sus milicianos dispararon contra la estación antes de hacer estallar sus chalecos bomba. El tercer yihadista detonó sus explosivos momentos más tarde, cuando llegaron los refuerzos de la Policía siria.

De acuerdo con el periódico sirio ‘Al Watan’, al menos 17 personas han muerto como consecuencia del ataque contra la comisaría, localizada en el barrio de Al Midan, en la zona centro de Damasco.

Casi 3.100 personas, un tercio de ellas civiles, murieron en septiembre por la guerra, según las estimaciones recogidas por la red de activistas del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.