Foto: Reuters

Al menos 50 personas han muerto y 406 han resultado heridas a causa de un tiroteo perpetrado el domingo por un francotirador durante un concierto celebrado en Las Vegas y que ya ha sido reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico, a pesar de que la Policía no ha reconocido por ahora que se trate de un incidente terrorista.

El suceso ocurrió alrededor de las 22.00 (hora de Las Vegas, 7.00, hora peninsular española) cuando se celebraba un concierto de música country con unos 22.000 asistentes en la explanada situada frente al Mandalay Bay Casino. “Estaban disparando desde algún punto alto. Estaban descargando bala tras bala”, ha contado uno de los asistentes a la cadena local KSNV News.

La Policía ha situado al tirador en el piso número 32 de un hotel y lo ha identificado como Stephen Craig Paddock, de 64 años y residente en Mesquite (Nevada). Un equipo de fuerzas especiales terminó irrumpiendo en la habitación, donde localizaron sin vida a Paddock, considerado “el único sospechoso”.

El sheriff de Las Vegas, Joseph Lombardo, ha asegurado ante los periodistas que en la habitación también había más de una decena de fusiles, si bien por el momento no han sido capaces de averiguar los motivos que le llevaron a cometer la mayor masacre ocurrida en Estados Unidos desde los atentados del 11 de septiembre de 2001. Lombardo ha reconocido que las autoridades no investigaban a Paddock por posibles actividades terroristas.

Sin embargo, el grupo terrorista Estado Islámico ha reivindicado el ataque y lo ha atribuido a un “soldado” del califato que se convirtió al islam hace sólo unos meses, según dos notas difundidas en la agencia de noticias Amaq. La reivindicación, recogida por el portal de información terrorista SITE, atribuye motivaciones terroristas a la acción cometida por Paddock.

El Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos ha aclarado en una nota que no existe una “amenaza específica creíble” sobre otros lugares públicos, si bien ha admitido que las fuerzas de seguridad podrían adoptar “precauciones adicionales” en las próximas horas. En este sentido, ha destacado la colaboración de las autoridades federales, estatales y locales.

CONDOLENCIAS

“Mis más sinceras condolencias y apoyo a las víctimas y familiares del terrible tiroteo de Las Vegas. ¡Que Dios les bendiga!”, ha escrito el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en su cuenta personal de Twitter.

Por su parte, el vicepresidente Mike Pence se ha sumado a la condena del ataque y ha asegurado en la misma red social “que todos los corazones de Estados Unidos” están con los familiares de las víctimas, al tiempo que ha agradecido la labor de la Policía en el incidente.

El gobernador del estado de Nevada, Brian Sandoval, ha transmitido sus condolencias a los familiares de las víctimas. “Un acto trágico y atroz de violencia ha sacudido a la familia de Nevada”, ha asegurado Sandoval en Twitter. “Nuestras oraciones están con las víctimas y todos los afectados por este acto de cobardía”, ha añadido.

El aeropuerto de Las Vegas ha cancelado los vuelos con origen y destino en el mismo porque se encuentra cerca del Mandalay Bay. De hecho, muchos de los asistentes al concierto de country han huido al aeropuerto para coger un vuelo que les sacara de la ciudad. Poco a poco las instalaciones han ido recuperando la normalidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.