Foto: Europa Press

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, ha proclamado este miércoles ante el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que los independentistas “nunca” darán “un paso atrás” en su proyecto y que, aunque haya encarcelaciones e inhabilitaciones, la demanda sobre el derecho a decidir no va a desaparecer en Cataluña. También ha dejado claro, una vez más, que su formación no piensa participar en la comisión para modernizar el modelo de Estado propuesta por el PSOE.

Así lo ha asegurado Tardà durante su intervención en el debate sobre Cataluña que acoge este miércoles el Pleno del Congreso, en la que, defendiendo la posición del presidente catalán, Carles Puigdemont, ha vuelto a reclamar “negociación y mediación” y ha dejado claro que, aunque la respuesta del Gobierno sea “incrementar la represión”, el pueblo catalán siempre responderá “pacíficamente”.

“Actuaremos en consecuencia, siempre a la catalana, pacíficamente, pero nunca daremos un paso atrás”, ha sentenciado el portavoz de Esquerra, quien ha arrancado su discurso asegurando que España está “a las puertas de volver a tener presos políticos”.

FELIPE VI, COMO EL IV Y EL V

También ha dedicado un apartado de su discurso al Rey, para recriminarle que, como sus antecesores y tocallos Felipe IV y Felipe VI haya apostado por “la fuerza” y la semana pasada legitimara la “inaudita represión policial” que empleó el Ejecutivo el pasado 1 de octubre.

Y también ha aprovechado para condenar la comparación entre Puigdemont y Companys que hizo el pasado lunes el ‘popular’ Pablo Casado. A su juicio, con su advertencia de que el presidente catalán actual podía acabar como lo hizo su antecesor republicano –fusilado– Casado verbalizó el “corolario” del pensamiento de todo el PP, al que ve “dispuesto a todo” por defender la unidad de España, incluso a “vulnerar derechos civiles”.

Tardà ha intentado desmontar la idea de Rajoy de que democracia es igual a ley –remarcando que hay ejemplos de referendos de autodeterminación pactados pese a que no tenían previo amparo constitucional– y también le ha afeado que tenga una visión “fraguista” de la unidad de España y que anteponga ésta a la propia democracia.

El portavoz de ERC ha insistido en que los independentistas no tienen “nada en contra de la unidad de España”, pero ha reivindicado el derecho de los catalanes a decidir si quieren o no ser parte de esa unidad y ha hecho hincapié en que ni las inhabilitaciones ni el encarlamiento de independentistas van a solucionar la situación.

SU ESTRATEGIA ES “INÚTIL Y ESTÉRIL”

“Ahora que hemos inhabilitado y encarcelado a los que son como Tardà, ya podéis vivir libremente. ¿Eso es lo que les va a decir a los no independentistas? ¿Ese es su proyecto?”, le ha preguntado a Rajoy, avisándole de que así sólo conseguirá que le aplaudan los “fascistas”.

“La inmensa mayoría de los catalanes sean o no independentistas no aplaudirán esa solución porque en el siglo XXI es inadmisible, inútil y estéril. La democracia siempre gana, al final ganaremos”, ha remachado, pronosticando que si el Gobierno no cambia de actitud junto a la bandera del derecho a decidir los catalanes blandirán la de la amnistía.

Si eso sucede, según Tardà, supondrá el fin del Gobierno del PP. “La sociedad española no se lo va a permitir ni la catalana tampoco”, ha dicho, incidiendo en que, el proceso no va a sufrir “ningún retroceso” aunque haya “más represión”. “No somos delincuentes”, ha aseverado, volviendo a pedir diálogo y mediación y reiterando que no darán “nunca un paso atrás”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.