El PP ha condenado este miércoles el “ataque” con pintadas a su sede ubicada en Manacor en las que se les tacha de “fachas” y piden una “Cataluña libre” y ha calificado el acto vandálico de “lamentable e insultante”.

Según ha asegurado la portavoz parlamentaria del PP, Margalida Prohens, tras la Junta de Portavoces, el partido trabajará “para que la ruptura social y confrontación en las calles de Cataluña no lleguen nunca a las Islas”.

Asimismo, ha reprochado a MÉS per Mallorca que plantee realizar en Baleares un referéndum en 2030. “Quieren que todo lo que está pasando en Cataluña, llegue aquí”, ha lamentado Prohens.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.