Un conductor de unos 40 años ha sufrido esta madrugada un aparatoso accidente en Palma. En una rotonda que hay en la carretera que va de Mercapalma a Alcampo, ha seguido recto y ha acabado volcado. Milagrosamente, el hombre pudo salir por su propio pie e ileso de su vehículo. Cuando se le hizo el control de alcoholemia, dio positivo y triplicó la tasa máxima permitida.

Todo ocurrió hacia las 06:30. Un todoterreno Land Rover circulaba con un único ocupante por la Ma-30 a la altura de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH). El coche iba en sentido hacia Son Ferriol cuando se disponía a tomar la rotonda. Entonces, siguió recto y se llevó una decena de barreras New Jersey de plástico y una señal de tráfico. De esta forma, acabó volcado dentro de la rotonda.

Tras el accidente, llamaron a los servicios de emergencias para que acudieran al lugar. Tanto la Policía Local de Palma como la Guardia Civil se presentaron por la zona. Los agentes de la Benemérita le hicieron la prueba de alcoholemia y multiplicó por tres el máximo establecido por ley.

Una brigada del Consell de Mallorca de mantenimiento de carreteras también tuvo que personarse. Había muchos restos en la vía que debían ser limpiados.

Por suerte, el accidente se produjo a una hora en la que no había mucho tráfico, por lo que no se notó en la normal circulación. Además, el cuatro por cuatro quedó en medio de la rotonda.

La Guardia Civil se hace cargo del atestado.

Ayer ya se produjo un accidente de tráfico en Palma en el que el alcohol también estuvo presente. Un motorista, aparentemente ebrio, perdió el control y cayó a la salida del túnel que une Avenidas con la calle Nuredduna. Fue llevado al hospital de Son Espases con heridas leves.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.