Un coche se ha dado a la fuga después de empotrarse esta madrugada contra un vehículo estacionado en Palma. El conductor de 27 años fue interceptado en la autopista de Llucmajor después de ser visto en la calle Aragón saltándose semáforos en rojos y haciendo eses.

Todo ha ocurrido pasadas las dos de la madrugada. El vehículo impactó contra otro estacionado en la calle Joan Miró. El joven conductor recogió los restos y se marchó del lugar como si nada. Pero no contaba con que un vecino lo estaba grabando todo.

Este vecino mostró todo lo que había pasado a una patrulla de la Policía Local que se presentó por la zona. En la grabación identificaron sin problemas al coche que había causado el accidente. Así empezó su búsqueda.

Poco después, la policía recibe la alerta de una persona más, que había visto un coche circulando en zig-zag y saltándose todos los semáforos en rojo. Además, no llevaba las luces puestas. Un testigo le siguió e indicaba a la policía su posición al momento.

Por su parte, la Policía Local empezó el seguimiento mediante las cámaras de tráfico. Viendo la matrícula, se dieron cuenta de que era el mismo que se había fugado. El turismo llegó hasta Marratxí, y entonces dio media vuelta, regresó por la calle Aragón y cogió la autopista a Llucmajor.

De este modo, el conductor fue interceptado en la autopista a la altura de Can Pastilla. Se trataba de un joven de unos 27 años, que iba con el coche de su madre. Tras bajarse, miran el vídeo y confirman que es la misma persona.

Después, los agentes le hicieron un test de alcoholemia y otro de drogas. En ambos dio negativo. Además, tenía toda la documentación del vehículo en regla. Igualmente, fue denunciado por estos hechos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.