Un fuerte accidente de tráfico ha entorpecido la circulación en el Paseo Marítimo de Palma. Un conductor ebrio en su furgoneta ha embestido a un coche. A consecuencia, una chica que pilotaba el segundo vehículo ha quedado herida con pronóstico reservado.

El incidente se produjo a las 5:15 en la esquina con la calle Pedrera. Un hombre de nacionalidad búlgara de unos 24 años iba conduciendo en sentido hacia Porto Pi. En esa zona del Paseo Marítimo regulada por semáforos, este joven se lo saltó cuando lo tenía en rojo. En ese momento, una chica de 24 años bajaba con su Peugeot 206 blanco. El turismo recibió un golpe lateral cuando iba a incorporarse a la avenida de Gabriel Roca.

De esta forma, el Peugeot quedó cruzado en la vía y su ocupante quedó atrapada. Por su parte, la furgoneta se llevó por delante un semáforo de la mediana y acabó cruzado en el carril contrario, en sentido hacia la Catedral.

Tras dar aviso a emergencias, una patrulla de la Policía Portuaria fue la primera en llegar a la zona. Poco después acudieron la Policía Local de Palma y ambulancias. Tras ver que había una persona que no podía salir de su coche, lo notificaron también a los Bomberos de Palma para que la rescataran.

El conductor de la furgoneta ha triplicado la tasa máxima de alcoholemia en su pertinente prueba. De esta forma, se le imputa un delito contra la seguridad vial. La Policía Local se ha hecho cargo del atestado.

Durante una hora, el tramo del Paseo Marítimo desde la calle pedrera hasta Porto Pi acabó cerrado al tráfico y desviaron la circulación hacia la calle Joan Miró. En el otro sentido, dos de tres carriles fueron cortados.

Una brigada de Emaya tuvo que acudir para limpiar los líquidos que habían quedado sobre el asfalto. Además, todos los semáforos del cruce de funcionar después de que arrancaran uno de ellos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.