Cinco de cada 10 personas son diagnosticadas de VIH con retraso en Baleares, según ha informado la Conselleria de Salud este viernes, con motivo del 20 de octubre, Día de la Prueba Rápida del VIH.

Según han informado desde este departamento del Govern en un comunicado, “uno de los principales retos contra la epidemia del virus de la inmunodeficiencia humana es la detección precoz de la infección”.

Así, han remarcado que “el diagnóstico precoz permite acceder al tratamiento, “mejorar la calidad de vida y reducir la mortalidad y la transmisión”.

Precisamente, dicen, el día de hoy sirve para recordar que la prueba del VIH permite saber si se padece la infección y, en caso positivo, beneficiarse cuanto antes del tratamiento adecuado, disfrutar de una buena calidad de vida y adoptar las medidas necesarias para evitar la transmisión de la infección a otras personas.

En Baleares, cinco de cada 10 personas son diagnosticadas de VIH con retraso, dado que la infección puede no presentar síntomas durante un largo periodo de tiempo, lo que hace que se pueda tener la infección y estar aparentemente sano.

Los tratamientos actuales para la infección por el VIH son muy eficaces y las personas infectadas en seguimiento médico tienen una calidad y expectativa de vida similar a las que no lo tienen. El diagnóstico tardío empeora la respuesta al tratamiento.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.