Foto: Reuters

Al menos 40 personas han muerto en un bombardeo de Estados Unidos sobre un campamento de entrenamiento de terroristas suicidas del Estado Islámico en la provincia de Nangarhar, en el este de Afganistán, según ha informado la Policía provincial afgana en un comunicado.

El bombardeo se ha producido este sábado en Peja, en el distrito de Achin, y en el mismo han muerto varias personas entrenadas ya para perpetrar ataques suicidas con bomba y al menos dos de los instructores -Qari Quran y Qari Fida-, según el comunicado policial, recogido por el portal de noticias afgano Jaama Press.

En el ataque además han sido destruidas numerosas armas, munición y explosivos. Esta operación podría ser vital para impedir las operaciones del Estado Islámico y posiblemente ha frustrado atentados suicidas en la capital, Kabul. El Estado Islámico ha reivindicado el atentado del pasado viernes en el que murieron al menos 59 personas en una mezquita chií de Kabul.

Por otra parte, dos personas han muerto y ocho más han resultado heridas a causa de una explosión que se produjo en un hotel en la provincia afgana de Tajar, en el norte del país, según fuentes policiales citadas también por medios afganos.

La explosión tuvo lugar en el distrito de Ishkamish y por el momento ningún grupo ha reivindicado la autoría de este ataque, aunque testigos presenciales aseguran que en el hotel se hospedaba un antiguo dirigente yihadista.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.