ARCA

La Asociación para la Revitalización de Centros Antiguos (ARCA) y el Grupo de Estudios de las Fortificaciones Baleares (GEFB) han remitido un escrito al Consell de Mallorca y al Ayuntamiento de Capdepera en el que denuncian el “estado de abandono” de la atalaya de Son Jaumell, situada entre Cala Mesquida y Cala Moltó, para la que piden una “consolidación urgente”.

Así lo ha explicado ARCA en un comunicado en el que censura la “falta de conservación del patrimonio histórico de Mallorca” y recuerda que “juega en contra de la imagen turística” de la Isla y del municipio.

Según ARCA, esta zona tiene paisajes “de gran valor”, lo que atrae a cientos de turistas para realizar excursiones. “Desgraciadamente, cuando llegan hasta ese punto, la imagen visual queda empobrecida por el estado de pésima conservación en el que se encuentra la atalaya de Son Jaumell, que presenta medio cuerpo de la torre derribado”, ha lamentado ARCA.

ARCA ha recalcado que aunque la torre es un Bien de Interés Cultural (BIC) el Consell “la ha dejado fuera del plan de restauración de torres de defensa”.

GEFB y ARCA han reivindicado una intervención “urgente” en esta torre desde 1996, cuando el grupo de estudios se prestó a colaborar con el Ayuntamiento ante el anuncio de una posible restauración.

Posteriormente, el año 2011 ARCA denunció su “pésimo estado de conservación”. Según ha indicado, hasta el momento no se ha llevado a cabo ninguna intervención, lo que provoca que “el bien cultural cada vez se vaya deteriorando más hasta que el mal sea totalmente irreversible”.

Por todo ello, estas dos entidades han pedido al Consell y al Ayuntamiento una solución “urgente” ante el estado “ruinoso” de la atalaya, “cercano al colapso”, según ARCA.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.