El ministro del Interior alemán, Thomas de Maiziere, ha asegurado que la detención este martes de un hombre sospechoso de preparar un ataque islamista ha permitido impedir “un atentado de gran envergadura” en suelo germano.

“La detención se produjo en el momento justo, lo suficientemente tarde como para tener pruebas claras y lo suficientemente pronto para evitar cualquier peligro”, ha asegurado el titular de Interior, un político de confianza de la canciller, Angela Merkel.

El hombre detenido es de nacionalidad siria, tiene 19 años, y había llegado a Alemania en 2015, pidiendo asilo político en febrero de 2016. ha sido detenido por la Policía en la ciudad de Schwerin, en la costa del mar Báltico.

De acuerdo con la información proporcionada por la Fiscalía, los planes del ataque con explosivos estaban muy adelantados y el hombre ya había comenzado a comprar desde julio productos químicos, componentess electrónicos y otros elementos que iba a utilizar en el atentado.

Su objetivo, según fuentes oficiales, era matar y herir a gran cantidad de personas.

Se desconoce si el joven, que venía siendo vigilado por la Policía desde hace mucho tiempo, tenía un objetivo ya determinado para atacar ni tampoco si obraba en solitario o como parte de un grupo terrorista.

Sin embargo, se descubrió que por Internet había contactado a otro hombre que se declaró “soldado del califato” con nexos a la estructura terrorista de Estado Islámico.

La Fiscalía ha ordenado diversos registros de viviendas tanto en Schwerin como en Hamburgo, en búsqueda de más pruebas.

El atentado más grave perpetrado por islamistas en Alemania fue hace poco menos de once meses, cuando el 19 de diciembre de 2016 un extremista atropelló con un camión a decenas de visitantes de un mercado navideño en Berlín, causando la muerte de doce personas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.