Residuos peligrosos abandonados en plena calle en El Terreno

Un lector ha contactado con Crónica Balear para denunciar el abandono de residuos peligrosos en varias zonas de El Terreno. Concretamente, señala las calles José Villalonga, Rubert e incluso dentro del bosque de Bellver como los lugares en los que, tras unas “obras aún inacabadas”, se han dejado unos escombros. “Llama la atención que ciertos restos tienen componentes de amianto”, comenta.

Este vecino del barrio palmesano explica que estos restos permanecen en el mismo lugar desde finales de junio. “Una empresa subcontratada por EMAYA venía realizando trabajos de renovación de la red de agua potable. Parece ser que, con las obras aún inacabadas, ha abandonado los trabajos”, recuerda.

Además, sostiene que “han sido innumerables las llamadas a EMAYA”, pero de momento no han resuelto sus quejas. “No valen argumentos como que hay que esperar a una nueva licitación con otra empresa, que ya los técnicos estudiarán el tema, que EMAYA no tiene nada que ver”. “Se ha puesto también en conocimiento del GOB”, pero el grupo ecologista no les ha llegado a contestar.

“Una cosa es el impacto visual de unas obras abandonadas y otro muy distinto el convivir con materiales y residuos peligrosos”, protesta este vecino. En este sentido, defiende que para estos casos hay un protocolo especial para retirar el amianto.

2 Comentarios

  1. El lunes 25 se procedió a la recogida del material peligroso, envolviéndolo en una saca aislante de seguridad. Mas tarde acudió un vehículo especial que cargo con la saca. Todo ha sido manipulado con evidentes dispositivos de prevención y precaución. El recinto ha quedado aislado y sin posibilidad de acceso.
    Con estas precauciones se confirma que el material era, cuanto menos, peligroso.
    Llevaba abandonado desde antes del verano.
    La pregunta es ¿hay derecho a soportar todo esto?
    PD: Mientras tanto la Asociación de Vecinos (sic) estaba de fiestas patronales ¡que país!

  2. Soy vecino de ese barrio y también estoy harto de ver estos escombros que llevan más de 2 meses allí mismo, encerrados en verjar en dos partes cercanas, decir que la foto no ilustra por completo el estado total de abandono de la obra, que ocupa unos 20 mts en la calle Son Armadans y otros tantos en la calle de subida a Bellver, hasta el extremo de que en las sacas de ecombros han crecido hierbas de más de 40 cts de altura. Una vergüenza para los cientos de turistas que a diario ven esto tanto desde el bus rojo turistico como subiendo por sus medios al Castell de Bellver, un incordio para el colegio francés, pues ocupa media calle uno de los dos vallados, y una gran molestia para circular para todos los vecinos, además de haber quitado más de 15 plazas de aparcamiento. Y una protesta más que añadir a un ayuntamiento con una gestión pésima de sus calles!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here