La consellera de Salud, Patricia Gómez, ha informado este lunes durante la reunión de la Comisión Permanente del Consell Social de la Lengua Catalana de que la resolución que eximía del catalán quedará sin efecto y la competencia lingüística volverá a ser un requisito, si bien no descartan «excepciones».

Así lo han confirmado a Europa Press representantes del STEI Intersindical presentes en la reunión. En concreto, la consellera explicó que prevén dejar sin efecto la resolución que dispensaba de los requisitos de catalán en los procedimientos de selección de determinadas categorías de personal del Servicio de Salud de Baleares (IbSalut), pero que estudiarán la posibilidad de hacer «excepciones» para garantizar la cobertura del servicio.

Estas excepciones afectarían solamente a aquellas especialidades en las que el Govern prevé que pueden faltar profesionales para cubrir todas las plazas.

La vocal miembro del STEI en la comisión permanente, Maria Antònia Font, ha indicado que el Govern prepara un decreto que desarrolla la ley, en el que se concretarán los requisitos. En este sentido, la representante del STEI en el Consell Social ha manifestado que el hecho de que la resolución quede sin efecto les «tranquilizó» pero todavía tienen dudas porque no han visto aún por escrito cómo quedarán los requisitos. «La consellera habló de algunas excepciones, queremos saber cómo serán», ha declarado Font.

Desde el STEI han apuntado que no existe un informe sobre la cantidad de profesionales que tienen todos los requisitos por lo que consideran el Govern no puede saber si realmente van a quedar plazas sin cubrir. En este sentido, el STEI propone que se convoquen las plazas exigiendo el requisito y que si quedan plazas sin cubrir se ocupen provisionalmente de manera interina.

«Todos deben tener los mismos requisitos», ha argumentado Font, que ha señalado que en Baleares «entre los mejores profesionales hay personas que tienen el requisito» de catalán.

Por su parte, la Obra Cultural Balear –también miembro del Consell Social– ha celebrado el cambio y ha avanzado que seguirá «de cerca» la convocatoria «para que en todo el proceso prevalezcan los derechos de los pacientes, que incluyen los derechos lingüísticos».

2 Comentarios

  1. La mayoría de los médicos que optan a una plaza de adjunto han hecho el MIR en nuestra Comunidad. EL MIR creo recordar que va de 4 a 7 años. Si en todo este tiempo no han sido capaces de aprender el catalán pienso que es porque no les ha dado la real gana.

    • Tienes razón,pero si tanto defiendes el catalán,tu que lo debes tener haz los 5 años de carrera…5 de MIR y/o otros tanto de especialidad. Yo, personalmente,el día que me este muriendo quiero que me atienda en mejor profesional posible,hable catalan o no,lo que menos me preocupa en un infarto es que hable catalan y si morirme porque no tenemos especialista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.