Una de las defensas personadas en la causa que investiga la presunta trama de corrupción en la Policía Local de Palma ha presentado un escrito ante el juez en el que asegura que la casa de la calle Lluís Martí a la que se refiere una testigo protegida habría estado inhabitada de 2012 a 2016.

Se trata de un piso que la testigo protegida número 31 dijo haber explotado como casa de citas desde el 2014 a 2016. La testigo mantuvo que el ex presidente del PP de Palma, José María Rodríguez, y el ex regidor de Seguridad Ciudadana, Álvaro Gijón, asistían a fiestas con sexo y drogas en esta vivienda.

En su escrito ante el juez Manuel Penalva, uno de los abogados defensores asegura tener conocimiento de que la casa de Lluis Martí ha estado inhabitada desde 2012 a 2016 y que durante ese tiempo ha estado en la cartera de dos inmobiliarias de Palma.

Por ello, el letrado solicita que el juzgado compruebe con estas dos empresas si es cierto que han dispuesto de la citada vivienda para su venta y en qué fechas.

Además, también solicita que se emita oficio a Emaya y a la compañía eléctrica de la vivienda para que aporten una relación de facturas del piso desde 2004 hasta 2016, para comprobar la divergencia en el consumo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.