Una antigua prostituta del club de alterne en la calle Lluís Martí ha explicado este lunes ante el juez que investiga la presunta trama corrupta en la Policía Local de Palma que los clientes del local eran quienes llevaban la droga al prostíbulo.

Así lo ha contado en un interrogatorio esta mañana ante los abogados de la defensa. Se trata de un club de alterne en el que se celebraban fiestas con sexo y droga a las que, según otro testimonio, asistían el ex presidente del PP de Palma, José María Rodríguez, y el ex regidor de Seguridad Ciudadana, Álvaro Gijón.

La prostituta ha manifestado que nunca vio “movimientos de droga” en la cocina del piso, ni que la ‘madame’ comprara drogas para facilitársela a las chicas.

Durante el interrogatorio, la testigo ha afirmado que no conoce a la mujer que implica a Gijón y Rodríguez en estas fiestas. Ha indicado que la única persona que dirigía el club de alterne -durante los meses en los que ella trabajó en el prostíbulo- era otra mujer que falleció hace años. La testigo se enteró en 2015 de que la ‘madame’ había fallecido.

Asimismo, la mujer ha explicado que no conoce a Gijón, pero que sus compañeras hablaban de que venía al piso una persona a la que apodaban ‘El principito’. Se trata del apodo con el que la otra testigo se refería al político en una agenda del local. Precisamente, esta otra testigo que implica a Gijón y a Rodríguez también manifestó que en el club de alterne no se vendía droga sino que los dos políticos “llamaban a no se sabe quién y la traían hasta el piso” para invitar a las chicas a la droga.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.