El último fin de semana de agosto se despide de Baleares con temperaturas significativamente altas y con un total de cinco provincias en riesgo amarillo por el calor a pesar de la llegada de una DANA (Depresión Aislada de Niveles Altos) procedente del Atlántico, que provocará un descenso de las temperaturas en buena parte del interior del país y en las Islas Canarias, además de tormentas localmente fuertes en el tercio norte y este, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Zaragoza (36ºC), Gran Canarias (36ºC), Lérida (34ºC), Vizcaya (34ºC), y Guipúzcoa (34ºC) también tendrán avisos por altas temperaturas, así como el Cantábrico oriental, alto Ebro y Pirineos.

Además, en el área Mediterránea, extremo suroeste peninsular y Canarias, habrá un predominio de los cielos poco nubosos y sin precipitación, con algunas nubes medias y altas y nubes bajas matinales dispersas en puntos de Baleares y litoral mediterráneo peninsular.

También se esperan brumas matinales dispersas en el área cantábrica, Baleares y litoral Mediterráneo, así como régimen de alisios en el archipiélago canario.

En cuanto a las lluvias, Teruel estará en riesgo amarillo tormentas fuertes, que se podrán extender a lo largo de zonas del interior de los tercios norte y este de la Península, e ir acompañadas de granizo y rachas de viento fuertes.

El viento será flojo en general en el resto del país, algo más intenso en litorales y, en horas centrales, en el interior peninsular, con predominio de la componente este en el área Mediterránea y litoral Cantábrico y de sur en el resto. Se prevén rachas fuertes en zonas altas del interior occidental peninsular y áreas de tormenta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.