Foto: Reuters

El gobernador de Texas, Greg Abbott, ha extendido este sábado la declaración de desastre a 50 condados del estado al paso del huracán ‘Harvey’, recientemente degradado a tormenta tropical.

Abbott, en rueda de prensa, ha indicado que el estado va a movilizar a más de 1.800 militares para ayudar con las tareas de rescate y desescombro, que se unirá al actual despliegue de más de 1.000 personas involucradas en tareas de salvamento.

Todavía no hay información de víctimas mortales, ha añadido Abbott, quien ha descrito la situación como “dramática” ante la crecida de las aguas al paso de la tormenta, que ha obligado a la evacuación obligatoria de las localidades próximas al río San Bernard.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.