La Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca está preparando la redacción del futuro Plan de Usos y Gestión del LIC, Lugar de Interés Comunitario, que engloba el islote de Tagomago, los islotes de Santa Eulària, Es Canar y la ‘Illa Redona’, así como el LIC marino de Tagomago.

Según la institución, está previsto que este Plan salga a exposición pública en pocas semanas y su objetivo es que esta herramienta permita gestionar de manera adecuada este espacio natural para garantizar su protección, evitar abusos por parte de la propiedad y asegurar el disfrute público del mismo.

Es uno de los anuncios que han realizado el conseller insular de Medio Ambiente del Consell de Ibiza, Miquel Vericad, y el director general de Biodiversidad y Espacios Naturales del Gover, Miguel Mir.

Vericad ha explicado que el modelo de gestión que se quiere para Tagomago es similar al de otros espacios como Cabrera o Dragonera.

“Hay que tener una herramienta legal que incluya el uso educativo y controlado del islote, con un número limitado de visitas, que permita el uso público para que la ciudadanía conozca de primera mano los valores naturales de este espacio y protegerlo ante una propiedad que no entiende sus límites”, han explicado.

El conseller ha comentado que, una vez el Plan esté en exposición pública, desde la institución se trabajará para garantizar la máxima protección de este espacio natural y, al mismo tiempo, para que se puedan compatibilizar con las actividades pesqueras.

Vericad ha expresado además las quejas de los vecinos de la zona porque los propietarios de Tagomago no permiten acceder a las zonas de dominio público, como puede ser el faro y el camino que rodea el islote.

“Queremos garantizar el uso público de estos espacios y presentaremos un proyecto de uso del faro, que queremos desarrollar a medio plazo”, ha dicho.

Asimismo, ha reclamado “más personal y presencia” constante en los alrededores para evitar comportamientos incívicos por parte de la propiedad.

“Aunque tengamos un buen Plan de Gestión, no servirá de nada si no tienen una vigilancia continua en Tagomago que es, recordemos, un punto importante de biodiversidad”, ha insistido.

El conseller ha recordado que la propiedad de Tagomago “no respeta las más elementales formas de convivencia y no muestra ninguna voluntad de respetar las reglas de juegos y tiene comportamientos abusivos”, por lo que “es imprescindible tener personal adscrito en el islote”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.