Foto: Europa Press

 

El portavoz del PSOE y alcalde de Valladolid, Oscar Puente, insiste en la necesidad de llevar a cabo una reforma constitucional para solucionar el problema de Cataluña, pone a Alemania como referencia de Estado federal que funciona y pide al PP que tome decisiones para darle un nuevo marco de convivencia a España. En su opinión, los populares acabarán por darse cuenta de que tienen que llevar a cabo una reforma de la Carta Magna y cree que se la acabarán apropiando: “acabarán siendo el padre de la criatura”.

El dirigente socialista explica que no le corresponde a su partido decidir qué artículos de la Carta Magna hay que reformar, pero considera que hay un “deseo de muchas fuerzas políticas e incluso del Propio PP” de que haya una reforma constitucional. Por ello, insta a todos los partidos a “sentarse y ver” de una manera consensuada qué aspectos de la Constitución requieren cambios y cuáles concitan el suficiente acuerdo para ser modificados.

En especial, insta al Partido Popular a “aprovechar” que hay partidos suficientemente mayoritarios como para darle un “nuevo marco de convivencia a este país” en lugar de tener una “actitud reiterada de obstruccionismo y oposición frontal a cualquier tipo de cambio o avance”.

En este sentido, dice lamentar que el PP siempre tiene la misma reacción cuando hay que abordar un cambio para la sociedad y pone como ejemplo la reforma de la Constitución española: “primero se opone, cuando las cosas se pudren y no queda más remedio que aceptarlas, las acepta y luego acaba siendo el padre de la criatura”.

Según el dirigente socialista, eso es lo que hicieron también los populares con el matrimonio gay: primero se opusieron, lo llevaron al TC y ahora algún representante popular encabeza las manifestaciones del Orgullo Gay. “Todavía no ha pasado suficiente tiempo, pero no pierdan la esperanza de que el PP acabará siendo el padre del matrimonio homosexual”, apostilla.

EL PROBLEMA DE CATALUÑA NO SE SOLUCIONA EN MONCLOA FUMANDO UN PURO

Oscar Puente cree que en el caso de la reforma de la Constitución ocurrirá lo mismo y el PP, que ahora se niega, “en algún momento se dará cuenta de que el problema de Cataluña no se va a solucionar en la Moncloa fumando un puro”. Cuando eso ocurra, afirma, los populares “acabarán siendo los padres de la criatura”.

No obstante, el portavoz socialista pide “tranquilidad” con el modelo territorial, porque “nada va a cambiar radicalmente salvo que la inmensa mayoría lo quiera” ya que para hacer modificaciones de la Carta Magna primero, precisa, tiene que haber una Comisión de Estudio de la reforma constitucional. Cree que “al final, como en la transición, como en el 78”, se llegará a una solución “más o menos compartida” por el conjunto de las fuerzas políticas y de la ciudadanía.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.