El PP balear ha mostrado su “asombro” ante un “nuevo capítulo de incoherencia del Govern del ‘Pacte'” en cuanto a la exigencia del catalán como requisito para acceder a la administración, y le ha acusado de “incoherente” por “dar marcha atrás” y admitir ahora el catalán como mérito.

Así lo ha constatado la portavoz parlamentaria ‘popular’ de Cultura, Educación y deportes, Nuria Riera, después de que este martes se haya conocido, a través de su publicación en el BOIB, una nueva dispensa, esta vez por parte del director general del Servei de Salut, Juli Fuster.

“El ‘Pacte’ de izquierdas que nos gobierna en Baleares vuelve a mostrar su incoherencia, solo les interesó en su momento vender grandes titulares anunciando que el catalán volvería a ser un requisito derogando la Ley del PP y lo que hacen ahora es una arbitrariedad creando funcionarios de primera y de segunda, exigiendo el catalán cuando les interesa”, ha afirmado Riera mediante un comunicado.

Así, ha recordado que durante el primer trimestre de 2016, el Govern “ya se contradijo y convocó un concurso para designar a cinco directivos adscritos a la Abogacía de la Comunidad, sin la necesidad de acreditar ningún nivel de catalán”.

Riera ha remarcado que “lo coherente era lo que aprobó el PP en 2013, que el catalán sea un mérito en general para acceder a la administración para no crear diferencias discriminatorias, pero que únicamente fuera un requisito para la ocupación de aquellas plazas que realmente lo necesitan como atención al público, asesores lingüísticos o docentes”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.