madre,bebe

Un 99,7 por ciento de los niños nacidos en julio en Baleares mantienen la preferencia del apellido paterno, a pesar de la reforma del Código Civil que ya no prioriza los apellidos del padre frente a los de la madre.

Según datos del Ministerio de Justicia a los que ha tenido acceso Europa Press, Baleares se encuentra en la zona media baja de la tabla de comunidades que priorizan el apellido materno, en la línea de la Comunidad de Madrid, con un 99,65% de niños que mantienen el apellido paterno en primer lugar y Andalucía, en la que un 99,64% de los nacidos en julio mantienen la preferencia del apellido del padre.

Por detrás, se encuentran Aragón con un 99,76 por ciento de bebés que tienen el apellido del padre en primer lugar, Castilla y León con un 99,77 por ciento, Murcia con un 99,79 por ciento y Navarra con un 99,82 por ciento. En Cantabria y en Melilla no se ha registrado en julio ningún nacimiento en el que el apellido materno se haya priorizado.

Entre las primeras comunidades que han priorizado el apellido de la madre en julio se encuentra Asturias con un 2,09 por ciento de niños con el apellido materno en primer lugar, País Vasco con un 1,36 por ciento, Galicia con un 1,05 por ciento, Extremadura con un 0,93 por ciento, Canarias con un 0,85 por ciento, Cataluña, La Rioja y Ceuta con un 0,66 por ciento, Comunidad Valenciana con un 0,47 por ciento y Castilla la Mancha con un 0,42 por ciento.

En España la tendencia a anteponer el apellido materno ha sido creciente en los últimos siete años, según los datos a los que ha tenido acceso Europa Press. Así, en 2010 fueron 1.546 los bebés inscritos con el apellido materno en primer lugar; en 2011, un total de 2.336; en 2012, 2.677; en 2013, 2.632; en 2014, 2.676; en 2015, 2.823; y en 2016, 2.953.

LA REFORMA DEL CÓDIGO CIVIL

A partir de la entrada en vigor el treinta de junio pasado del artículo de la reforma del Registro Civil referido al orden de los apellidos, los progenitores deben ponerse de acuerdo en el plazo de tres días y en caso de desacuerdo, el encargado del Registro Civil deberá decidir el orden pero no poniendo el del padre en primer lugar por defecto, como ocurría desde 1999, sino teniendo en cuenta el interés superior del menor.

Hasta este momento se permitía inscribir al niño con el apellido de la madre en primer lugar, pero solo si los padres envíaban una solicitud al Juez encargado del Registro Civil y una declaración de mutuo acuerdo. En caso de no existir consenso, se daba preferencia por defecto al apellido paterno.

El último cambio operado para que no haya preferencia del apellido paterno no parece haber surtido todavía mucho efecto, ya que, se han inscrito más bebés con el apellido materno en los meses previos a la entrada en vigor de la nueva normativa. Así en junio, se inscribieron 320 niños con el apellido materno, de un total de 36.420 nacimientos (0,8%). En mayo, se inscribieron 298 de un total de 38.925 nacimientos (0,7%).

En Madrid ocurre algo parecido, pues se inscribieron en julio 22 de 6.165 (0,35%) niños con el apellido materno en primer lugar, lejos de las cifras de junio y mayo con 39 de 7.232 (0,53%) y 40 de 7.433 (0,53%), respectivamente.

Un total de 17.643 niños españoles ya llevaban el apellido de su madre en primer lugar, según los datos de los principales Registros Civiles de toda España desde el año 2010. A estos habría que sumar los menores que lo llevan desde 1999.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.