Foto: Reuters

Cerca de 500 neonazis han comenzado este sábado una marcha por las calles de Berlín en memoria de Rudolf Hess, secretario de Hitler y figura esencial del Tercer Reich, durante una convocatoria que ha sido respondida con una contramanifestación organizada por grupos de izquierda, en medio de una fuerte presencia policial.

Los participantes en la manifestación neonazi han sido cacheados por un dispositivo de seguridad conformado por un millar de agentes que ha acabado impidiéndoles el acceso a Wilhelmstrasse, donde Hess permaneció encarcelado.

El secretario de Hitler acabo suicidándose hace exactamente treinta años pero su memoria perdura al quedar en el recuerdo de los neonazis como uno de los principales baluartes originales de los ideales Nacionalsocialistas durante las décadas de los 20 y de los 30.

La Policía no ha efectuado arrestos ni tiene constancia de enfrentamientos, y ha prohibido terminantemente la exhibición de imágenes de Hess, mientras que el senador berlinés Andreas Geisel, supervisor de Interior, ha expresado sus profundas reticencias frente a la celebración de la manifestación.

“Me habría encantado prohibirla, pero al final hemos concluido que los principios liberales y democráticos también tienen que aplicarse a estos gilipollas, por desgracia”, ha declarado a la cadena de radio RBB.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.