WWW.LAVUELTA.COM

El corredor esloveno Matej Mohoric, del UAE Team Emirates, se ha adjudicado en solitario la séptima etapa de la Vuelta ciclista a España, disputada entre Lliria y Cuenca sobre 207 kilómetros, tras ser el mejor de una larga escapada formada por 14 corredores, entre ellos el español José Joaquín Rojas (Movistar), tercero.

Matej Mohoric, campeón del mundo en ruta juvenil y sub-23, saltó en las primeras rampas de la última subida de la jornada, el Alto del Castillo, y aventajó en 16 segundos al polaco Pawel Poljanski (Bora-Hansgrohe) y a José Joaquín Rojas, segundo y tercero, respectivamente para lograr el triunfo de más lustre de su joven palmarés.

El británico Chris Froome (Sky) conserva el jersey rojo de líder de la general la víspera de la ascensión al mítico Xorret de Catí, con sus rampas imposibles, tras una jornada de tensión con un perfil quebrado, rompepiernas, desde incluso antes del banderazo de salida. Entre ellas la del ex campeón del mundo, el portugués Rui Costa, antes de afrontar los tres puertos de tercera del día, el Puerto La Montalbana y los altos de Santa Cruz de Moya y el Alto del Castillo.

Pronto, en el kilómetro 17, se formó una fuga de 14 corredores, en cuya lista figuraban los españoles José Joaquín Rojas y Luis Ángel Maté(Cofidis), que querían adelantarse al pavé final del Alto del Castillo en la capital castellano-manchega, Patrimonio de la Humanidad como recordaba el rutómetro.

Eran 14, las mismas veces en las que La Vuelta arribaba a Cuenca, la tierra del legendario Luis Ocaña, ganador del Tour de Francia de 1973 y de la ronda española en 1970, en la que Samuel Sánchez, ausente en esta edición por un resultado adverso en un control antidopaje cuando preparaba la ronda española, había sido el último ganador en 2006.

El grupo de escapados dio tregua a los favoritos, que ‘observaron’ desde la distancia el ataque furioso de Mohoric, un especialista en pruebas de una jornada desde la cuna, que se tomó los kilómetros finales como una contrarreloj y al que no le pudieron dar caza Rojas ni Pawel Poljanski ni el belga Thomas de Gendt.

Mohoric enseñó su maillot en los metros finales mientras Rojas no pudo encontrar el consuelo de la segunda plaza. El holandés Jetse Bol (Manzana Postobon), uno de los 14 aventureros del día, sacó tajada a su osadía y acabó séptimo en la meta, a 29 segundos del ganador. El grupo de Froome, sin sobresaltos, llegó a 8:38 y Bol es ahora séptimo en la general, a 46 segundos del británico.

Este sábado se disputa la octava etapa, entre Hellín y Xorret de Catí, con dos puertos de tercera, los de Biar y Onil, antes de la ascensión final, de ‘primera’, con 5 kilómetros al 9 por ciento de media, pero con ‘picos’ que alcanzan hasta el 20 por ciento en la que inauguró el palmarés el desaparecido José María ‘Chaba’ Jiménez en 1998.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.