El Ayuntamiento de Marratxí ha puesto un total de 55 sanciones en el primer mes en que la campaña intensiva de vigilancia contra el “acusado incivismo” de la localidad se ha puesto en marcha.

Así lo han informado desde el Consistorio, que ha señalado que la falta de respeto por el entorno y la mala gestión de los residuos por parte de algunas personas y empresas son un “problema habitual” en muchos municipios, incluido Marratxí.

De las 55 denuncias, 20 se corresponden con empresas y 35 con vecinos de la zona. La media de las sanciones es de 300 euros y el caso más grave detectado -que recibe la sanción más alta- tuvo lugar por un particular en el núcleo de sa Nova Cabana.

Por otra parte, el Ayuntamiento ha afirmado que el trabajo de los operarios se ha llevado a cabo en todos los núcleos del municipios, entre los que no han encontrado diferencias significativas de comportamiento.

Desde el Consistorio han explicado que durante los dos primeros años de la legislatura, el área de Medio Ambiente puso en marcha diversas medidas, como campañas de concienciación, planes de choque de limpieza pública y un aumento del número de contenedores para la correcta deposición de residuos, pero han continuado detectando numerosos casos de deposición de residuos en la calle, lo que supone un aumento en el coste de la recogida y tratamiento que pagan los ciudadanos de Marratxí.

Por este motivo, desde Medio Ambiente y Policía, se ha comenzado durante el mes de julio una campaña intensiva de vigilancia y sanción, que se extenderá durante los próximos meses.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.