OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los miembros del grupo especial de actividades subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS) han recuperado una red de pesca abandonada a cinco metros de profundidad en la zona del Racó d’Estante -término municipal de Capdepera- en la que había dos tortugas marinas ahogadas.

Según un comunicado de la Guardia Civil de Baleares, los submarinistas del GEAS han trasladado la red y las tortugas al puerto de Cala Ratjada, donde biólogos de la Fundación Palma Aquarium se han hecho cargo de las tortugas -de unos 30 centímetros y con una edad aproximada de cinco o seis años- para realizar un estudio de ambos ejemplares.

Las tortugas pertenecen a la especie ‘Caretta Caretta’, protegida por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza e incluidas en la Convención para el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES) debido a su baja tasa de reproducción.

Por todo ello, la Guardia Civil está recogiendo información de pescadores y bañistas de la zona e investiga el trasmallo en el que quedaron atrapadas las tortugas para la localización del propietario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.