La patronal de Empresaris Veterinaris de les Illes Balears (Emvetib) ha animado al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil a que continúe investigando nuevos casos de sufrimiento animal evitable, como el que se conoció este miércoles en Palma.

En concreto, el Seprona llevó a cabo un registro en una clínica veterinaria de Palma, tras recibir diferentes denuncias de particulares y asociaciones acerca de que podría estar cometiendo irregularidades.

La presidenta del Emvetib y de la Confederación Empresarial Veterinaria Española, Delia Saleno, ha asegurado que les alegra “ver cómo el Seprona y la Administración combaten la falta de profesionalidad y de escrúpulos de algunos propietarios de negocios”.

“Este tipo de centros nos hacen muchísimo daño, pues además de causar un sufrimiento innecesario a los animales e incumplir los derechos de los consumidores, al evadir sus responsabilidades consigue tener menos costes operativos y competir de manera ilegal”, ha censurado.

Por otro lado, Saleno ha dicho que “el Govern puede hacer más de lo que está haciendo”, y regular su actividad, ya que en la actualidad no se les tiene “en cuenta como centros sanitarios y carecen de una normativa específica” que determine cuáles “son las obligaciones para mantener en funcionamiento un centro veterinario”.

En este sentido, ha recordado que se han dirigido “en varias ocasiones” al Govern para cubrir esta carencia pero todavía no han logrado “una respuesta positiva”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.