Foto: Reuters

Un total de 253 personas han muerto a causa de las inundaciones provocadas por las intensas precipitaciones caídas estos días sobre el estado indio de Bihar, en el noreste del país, según el último balance de víctimas.

Además, cerca de diez millones de personas han tenido que abandonar sus hogares. Unos 20 distritos han quedado desiertos y 18 provincias están completamente anegadas, de acuerdo con el diario local ‘Times of India’.

La peor parte del temporal se ha sufrido en el distrito de Araria, en la frontera con Nepal. En la pequeña nación del Himalaya y Bangladesh también se han notado los efectos de las lluvias torrenciales.

Las autoridades indias han confirmado que muchos de los residentes han comenzado a padecer síntomas de diarrea, pero esperarán unos días antes de dar una cifra concreta de afectados.

Las inundaciones son uno de los peores desastres naturales en India. De las 1.600 personas que murieron en 2016 por esta causa, 475 fueron víctimas de inundaciones.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.