La Dirección General de Tráfico (DGT) prepara un Plan Estratégico de medios aéreos que contempla la incorporación de medios de ala fija (avionetas) y drones, que operarán como medios materiales externalizados, con el objetivo de aumentar la eficacia de la regulación y control del tráfico.

Según el organismo, este Plan supondrá “importantes mejoras en la seguridad vial” y permitirá la “racionalización del gasto”, ya que se utilizará cada medio aéreo según el tipo de operación a realizar.

Además de la incorporación de avionetas y drones, el Plan contempla la sustitución de parte de los actuales helicópteros, que están próximos a finalizar su ciclo operativo, por otros dotados de las últimas tecnologías.

Actualmente, la DGT está haciendo pruebas piloto con avionetas para determinar de manera real y concreta la potencialidad y aplicabilidad real de los nuevos sistemas aéreos disponibles en relación con la observación desde el aire del tráfico y con la detección de determinadas infracciones a la normativa de tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial. El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, ha supervisado este jueves un vuelo de vigilancia que una avioneta está realizando durante esta semana por carreteras de Las Palmas.

La aeronave elegida para la realización de estas pruebas, denominada MRI, reúne una serie de características que la habilitan como una opción de vigilancia de tránsito viario aéreo “potencialmente efectiva”, según remarca la DGT, que destaca que dispone de un rango de velocidades de operación compatibles con las velocidades de tráfico, autonomía y alcance elevado y posibilidad de embarque de sistemas de captación de imágenes, entre otras.

“Este tipo de aeronave podría complementar el resto de medios aéreos y terrestres con los que contamos y ampliar la actual cobertura de vigilancia área del tráfico en carretera para determinados operativos y para el control de conductas de riesgo en las vías”, ha asegurado Gregorio Serrano.

La elección de Las Palmas para la realización de la prueba piloto responde a que en el archipiélago la DGT no cuenta con patrulla de helicópteros ni con medios aéreos para la vigilancia del tráfico, lo que a juicio de Tráfico es “esencial” para prevenir accidentes. Los vuelos que se están realizando durante esta semana son solamente de prueba, por tanto no sancionan ni van dotados de radar de control de velocidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.