Imagen de archivo

Baleares ha registrado un aumento del 3,7 del total de infracciones penales hasta junio, moderándose así el incremento acumulado durante el primer trimestre, que fue de un 6 por ciento.

En los seis primeros meses de este año las Islas sumaron 30.454 infracciones penales frente a las 29.360 del mismo periodo de 2016, según ha explicado Delegación de Gobierno en un comunicado.

El aumento de la criminalidad en Baleares viene provocado por la subida de los robos con violencia o intimidación, 584 de enero a junio por 447 del mismo periodo de 2016; la subida de la tentativa de homicidios dolosos y asesinatos (12 por 10, un 20 por ciento) y los delitos contra la libertad sexual (214 este semestre por 206 el primer semestre del año pasado, un 3,9 por ciento más).

Por contra, bajan los homicidios y asesinatos consumados (tres frente a cinco, -40 por ciento); los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones un -14,3 por ciento (1.701 de enero a junio frente a 1.985 del mismo periodo de 2016); y los hurtos un -1,7 por ciento (11.184 por 11.373) y la sustracción de vehículos un -0,8 por ciento.

EN MALLORCA AUMENTA UN 4,2%

Por islas, en Mallorca el aumento de infracciones penales es del 4,2 por ciento durante el primer semestre del año, dos puntos menos que la subida contabilizada durante el primer trimestre (6,3 por ciento).

De enero a junio de 2017 se acumulan en la Isla 23.412 delitos y faltas frente a 22.461 del mismo periodo del año anterior.

En este caso, bajan los robos con fuerza en domicilios y establecimientos (1.281 esta primera mitad de año por 1.458 en 2016) y suben los robos con violencia o intimidación hasta 487 frente a los 355 del año pasado y la sustracción de vehículos (506 frente a 477).

Concretamente, en Palma las infracciones han subido un 7,7 por ciento (13.008 de enero a junio frente a 12.077 del primer semestre de 2016).

En Calvià han bajado un 1,2 por ciento (2.239 de enero a junio frente a 2.267 del primer semestre de 2016); en Inca han subido un 7,5 por ciento (613 de enero a junio frente a 570); en Llucmajor han incrementado un 13 por ciento (975 de enero a junio frente a 863); en Manacor han bajado un 1,3 por ciento (600 de enero a junio frente a 608 del primer semestre de 2016); y en Marratxí han descendido un 13 por ciento (607 de enero a junio frente a 698 del primer semestre de 2016).

EN MENORCA AUMENTA UN 2,6%

En Menorca las infracciones penales de enero a junio han repuntado un 2,6 por ciento, sumándose 1.410 delitos y faltas frente a 1.374 del mismo periodo de 2016.

En esta isla, han bajado los robos con violencia un -36,8 por ciento (12 por 19 en 2016) y los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones un -29,5 por ciento (74 frente a 105).

Lo que provoca la subida general son la sustracción de vehículos (un 73,3 por ciento, 26 frente a 15), los delitos contra la libertad sexual (16 por 12) y la tentativa de homicidios y asesinatos (tres frente a cero, un 100 por cien).

Respecto a Ibiza, la criminalidad ha subido un 3,4 por ciento, casi siete puntos menos que el incremento alcanzado en el primer trimestre del año (10 por ciento), contabilizándose 5.406 frente a las 5.230 del mismo periodo de 2016.

En este caso, han bajado los robos con fuerza en domicilios y establecimientos un -11,2 por ciento (317 frente a los 357 de 2016), la sustracción de vehículos un -21,6 por ciento (171 frente a 218) y los delitos contra la libertad sexual un -36,1 por ciento (23 por 36).

La subida general viene provocada por el aumento de los robos con violencia o intimidación un 15,1 por ciento (84 por 73) y los homicidios y asesinatos consumados un 100 por cien (2 este año por 0 el primer semestre de 2016).

Finalmente, en Formentera, las infracciones penales han descendido un 23,4 por ciento de enero a junio de este año, sumándose 226 frente a las 295 del mismo periodo de 2016.

Han bajado casi todos los indicadores, especialmente los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones hasta un -55,4 por ciento (29 frente a 65). En cambio, han subido la sustracción de vehículos un 3,4 por ciento (30 frente a 29) y los hurtos un 15,6 por ciento(52 por 45 en 2016).

BALANCE POSITIVO

“Hasta que no hagamos el balance de todo el año no tendremos los datos completamente ajustados”, ha aclarado la delegada del Gobierno en Baleares, Maria Salom, quien ha explicado que será con los balances de 2018 con los que la comparativa anual recuperará “el valor real de la evolución de la delincuencia en las Islas”.

La delegada ha realizado un balance “positivo” al considerar que se manejan unos incrementos “que se están suavizando y dentro de una temporada que, de nuevo, está marcando récords históricos de llegada de turistas”.

No obstante, “estos repuntes animan a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a seguir trabajando con más intensidad para que no decaiga el alto nivel de seguridad que ofrecemos a nuestros turistas y, por supuesto, a todos los residentes de las Islas”, ha añadido Salom.

La delegada del Gobierno está “convencida” de que el aumento de los refuerzos destinados a Baleares esta temporada darán sus frutos al final de la misma. “Hasta el momento la situación está siendo buena, controlada, pese a pequeñas situaciones propias de aglomeraciones, ocio nocturno y consumo excesivo de alcohol”, ha dicho.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.