La Comandancia General de Baleares ha preparado este martes en el Acuartelamiento Jaime II el módulo de emergencias tras la Inspección Inicial de Capacidad (IOC) con la finalidad de ayudar, proteger y apoyar a la población civil ante posibles catástrofes de origen natural, meteorológicas, sísmicas o provocadas por el hombre.

En un comunicado, la Comandancia ha indicado que este módulo está supeditado al carácter insular de la comunidad y ha sido diseñado en colaboración con la Unidad Militar de Emergencias (UME). Permitirá, en un primer momento, disponer de capacidades sobre el terreno, tanto humanas como materiales, mientras se produce el desplazamiento y despliegue de la UME desde su base en Valencia.

Las capacidades aportadas por la Comandancia General de Baleares van desde favorecer la comunicación entre organismos, transporte y asistencia de personal damnificado, traslados y evacuación de heridos, asistencia sanitaria primaria, tratamiento veterinario, análisis de contaminantes o apoyo logístico de mantenimiento, entre otras.

El módulo ha incluido la instalación, sobre el terreno, de un centro temporal de acogida a damnificados donde se proporcionaría, en caso de emergencia, una asistencia inicial de alojamiento temporal, alimentación, acomodación y seguridad, para su posterior traslado a otros centros de la administración pública.

Finalmente, desde el Ministerio de Defensa, han destacado que con este módulo de emergencias “se materializa el compromiso de la Comandancia General y del Regimiento de Infantería Palma 47 con las emergencias de la Comunidad Autónoma”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.