El juzgado contencioso administrativo número 2 ha comunicado este lunes al Ayuntamiento de Palma la suspensión del acuerdo de la junta de gobierno del pasado 24 de julio de continuar por vía de urgencia el expediente de demolición del monumento de la Feixina.

Según ha informado el Ayuntamiento en una nota de prensa, las medidas cautelares decretadas por la instancia judicial se toman a raíz de una solicitud formulada por la Associació per a la Revitalització dels Centres Antics (ARCA), ante la inminente interposición de una demanda por parte de dicha entidad contra el mencionado acuerdo y por la urgencia en que se tramita actualmente.

De este modo, el Ayuntamiento de Palma dispone ahora de tres días para presentar alegaciones. En este sentido, el equipo de gobierno ha avanzado que se mantiene en los argumentos iniciales.

“Sa Feixina no tiene ningún valor artístico ni patrimonial; hecho que nos avalan tanto los informes técnicos solicitados por el propio consistorio como los elaborados por los técnicos del Consell de Mallorca”, han defendido desde el Ayuntamiento.

“Una vez que el Consell de Mallorca reafirma el 18 de julio de 2017 su decisión de no proteger el monumento de Sa Feixina, el Ayuntamiento decide continuar la tramitación siguiendo el trámite de urgencia del expediente iniciado en abril de 2016 y suspendido en septiembre pasado, dado el retraso de 11 meses que arrastraba el tema y por el hecho de que los pliegos técnicos y administrativos estaban listos”, han explicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.