Imagen de archivo

Un trágico suceso ha tenido lugar en el hospital Virgen de Valme, en Sevilla cuando una mujer ha fallecido tras quedar atrapada su cabeza en un ascensor que se puso en marcha cuando era trasladada de planta. La camilla quedó atascada al salir del ascensor, lo que provocó el fatal desenlace a pesar de los fallidos intentos del celador por sacarla. La fallecida tenía 26 años, era vecina de Dos Hermanas (Sevilla) y acababa de someterse a la cesárea de su tercera hija. Era madre de dos niñas más de cuatro y cinco años.

La niña recién nacida, ha sido trasladada al hospital Virgen del Rocío.

Los servicios del 112 han explicado a Europa Press que sobre las 14,35 de ayer recibieron la llamada de un particular informando de lo sucedido. Enseguida se desplazaron al hospital efectivos de bomberos, Policía Local y Policía Nacional. Asimismo, la Policía científica se personó en el lugar de los hechos para investigar lo ocurrido, mientras que los forenses y el juez procedieron al levantamiento del cadáver.

La familia, que se encuentra destrozada, ha anunciado que pedirá responsabilidades por lo ocurrido, sin descartar la presentación de alguna denuncia. El cuñado de la fallecida, David Gaspar, ha declarado a Europa Press que será previsiblemente hoy lunes cuando den por terminada la autopsia y puedan entregarles el cuerpo para poder velarlo. Su hermano, el marido de la víctima, se encuentra totalmente abatido, al igual que toda la familia, que todavía no puede creer lo ocurrido.

La consejera de Salud, Marina Álvarez, ha anunciado que la Junta ha abierto una investigación y ha asegurado que el ascensor contaba con todos los controles y cumplía con la reglamentación, si bien se ha encargado un informe a la empresa responsable de su mantenimiento, Orona.

Había pasado la última revisión técnica por parte de la empresa encargada de su mantenimiento el día 12 de agosto, así como la inspección reglamentaria del Organismo de Control Acreditado (OCA) el pasado mes de mayo.

Álvarez ha indicado que en cuanto tuvo conocimiento del fatal accidente se trasladó al Valme para conocer los hechos ‘in situ’ y trasladar todo el apoyo a la familia y profesionales del centro y mostrar su disposición para que se puedan esclarecer los hechos lo antes posible, calificando el suceso como “un accidente rápido, inusual y trágico”. Ha querido, además, mostrar su agradecimiento a todos los profesionales que han intervenido y que han hecho todo lo posible por salvar la vida de la paciente.

La gerente del hospital, Silvia Calzón, se ha reunido con la familia de la joven fallecida, a la que se le está prestando asistencia psicológica, al igual que al celador que la transportaba. También ha reseñado que enseguida se pusieron en marcha todos los protocolos y que, además, la responsable económica del hospital se ha reunido con la empresa responsable del mantenimiento del ascensor para revisar toda la documentación aunque, como ya hemos señalado, hay constancia de que todas las revisiones y partes técnicos están en regla.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.