Un ex empleado del Grupo Cursach ha afirmado ante el juez Manuel Penalva que vio una fotografía de contenido sexual del ex presidente del PP de Palma, José María Rodríguez, en la que aparece con “numerosas chicas desnudas” durante una fiesta en la finca de Puntiró.

Se trata de un testigo protegido en la causa que investiga la presunta trama corrupta dentro de la Policía Local. Este testigo trabajó durante aproximadamente 20 años en el Grupo bajo las órdenes del directivo Bartolomé Sbert, ahora en prisión.

Estas fiestas habrían tenido lugar en la época en la que Cursach se construía la casa de Puntiró. Además de esta casa había una construcción más pequeña que llamaban ‘Sa Caseta’ y que se utilizaba para la celebración de las fiestas, “algunas de ellas auténticas orgías”, según el testigo.

En una ocasión en la que el empleado fue a la finca para solucionar un problema técnico le enseñaron fotografías de esas fiestas y en una de ellas aparecía Rodríguez. El ex empleado manifestó “absoluta seguridad” al realizar estas declaraciones y detalló que “era evidente” que la fotografía se realizó sin que Rodríguez se percatara de ello.

FOTOGRAFÍAS CON PROSTITUTAS EN TITO’S PARA COACCIONAR A CLIENTES

El testigo también ha relatado que en Tito’s el director de la discoteca, Jaime Lladó, “se encargaba de colar” prostitutas en la sala para, de manera clandestina, obtener fotografías de los clientes con las chicas. El empleado sospecha que el objetivo era utilizarlas para coaccionar a los fotografiados.

El declarante también ha corroborado las denuncias de otros testigos sobre que se preparaban fiestas con alcohol, cocaína y sexo para “tener contentos” a un determinado grupo de policías locales. De hecho, precisó que Lladó “alardeaba de esto”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.