Foto: Reuters

Unos 2.000 milicianos del grupo terrorista Estado Islámico permanecen en la ciudad siria de Raqqa, escenario desde junio de una ofensiva lanzada por las fuerzas rebeldes apoyadas por Estados Unidos, según el enviado especial norteamericano para la coalición, Brett McGurk.

“En Raqqa, Estado Islámico va a luchar casi por cada edificio y combatir por su propia supervivencia”, ha afirmado McGurk, durante una comparecencia ante los medios en la que ha actualizado la informaciones sobre las operaciones llevadas a cabo en Sira e Irak.

“Estimamos que unos 2.000 combatientes de Estado Islámico siguen en Raqqa”, ha añadido. La ONU calcula que entre 30.000 y 50.000 civiles permanecen atrapados en la ciudad, capital del ‘califato’ autoproclamado por el grupo terrorista en el verano de 2014.

La coalición internacional informó esta semana de que las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) han logrado importantes avances en la zona meridional de Raqqa. El control absoluto de los distritos del sur cortaría el último paso que le queda a Estado Islámico hacia el río Éufrates.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.