El Gobierno ha decidido este sábado mantener el nivel 4 (sobre 5) de alerta antiterrorista tras los atentados de Barcelona y Cambrils, si bien considera necesario reforzar algunos dispositivos con medidas adicionales de seguridad en zonas o eventos de gran afluencia de personas, intensificar la prevención de los potenciales objetivos de un ataque terrorista, ampliar las medidas de reacción ante un eventual atentado o estrechar la colaboración con las policías locales.

Así lo ha anunciado el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa después de la reunión de la mesa extraordinaria de valoración de la amenaza terrorista –que ha durado aproximadamente una hora–, en la que, según ha explicado, los expertos han recomendado de forma unánime mantener la activación del nivel 4.

Este nivel de alerta se estableció por primera vez en junio de 2015, aunque desde entonces se han ido añadiendo refuerzos en las medidas de seguridad, sobre todo después de atentados en distintas partes de Europa. Ahora, después de los ataques en Cataluña que han dejado 14 muertos y más de 120 heridos, el Ejecutivo introducirá nuevos refuerzos, sin llegar al nivel 5, que implicaría desplegar a las Fuerzas Armadas.

ANÁLISIS DE FORMA PERMANENTE

Según ha indicado Zoido, los expertos reunidos en la mesa extraordinaria –Policía Nacional, Guardia Civil, Mossos d’Escuadra, Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y Ertzaintza– consideran que “no se dan las condiciones” para activar el nivel 5 de alerta, ya que éste sólo se prevé en caso de amenaza de atentado inminente y en estos momentos España no se encuentra en esa situación.

No obstante, ha dejado claro que Interior realiza todos los jueves una evaluación de la amenaza y que, por tanto, los expertos del ministerio seguirán analizando de forma “permanente” si continuar con el nivel 4 o es necesario adoptar nuevas medidas.

De momento, el Gobierno ha decidido reforzar determinadas zonas y establecer nuevas normas de actuación. Así, ha decidido ampliar los dispositivos de seguridad en zonas o eventos de gran afluencia, sobre todo turística; reforzar los dispositivos previstos de reacción ante un posible atentado; incrementar las medidas preventivas; así como estrechar la colaboración con las policías locales, ya que son las que tienen presencia en todos los municipios y pueden hacer un control más exhaustivo. Por tanto, desde Interior van a impulsar más reuniones de las juntas locales de seguridad desde las que poder hacer un análisis de todos los riesgos.

En conclusión, tal y como ha indicado el responsable de Interior, se trata de “reforzar los dispositivos previstos en el nivel 4” para así “reorientar los esfuerzos”, que se irán “adaptando a las necesidades de cada lugar”.

Zoido ha querido enviar un “mensaje de tranquilidad, dentro de la lógica preocupación que todos los españoles han sentido en los últimos días”, y ha recordado el “esfuerzo impagable” que están realizando las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la lucha contra el terrorismo. “El riesgo cero no existe, la seguridad absoluta es imposible, pero vamos a seguir trabajando día y noche para poner a los terroristas a disposición de la justicia”, ha afirmado.

El ministro ha aprovechado esta comparecencia para enviar un nuevo mensaje de apoyo y reconocimiento a las víctimas del terrorismo y para hacer un “llamamiento doble al civismo y la concordia”, y ha destacado el comportamiento de la comunidad musulmana que ha condenado sin paliativos los atentados de Barcelona y Cambrils.

“Estamos unidos en el dolor, pero sobre todo en la lucha contra el terrorismo. Nunca podrán arrebatarnos nuestro modo de vida. Venceremos al fanatismo terrorista. Juntos somos más fuertes, somos mejores y venceremos al terrorismo con la ley y nuestro Estado de Derecho”, ha remarcado.

“COMUNICACIÓN Y LEALTAD” ENTRE CUERPOS POLICIALES

En este sentido, ha ensalzado la colaboración que están demostrando las fuerzas de seguridad, Policía Nacional y Guardia Civil por un lado y Mossos por otro, para investigar los atentados de Cataluña, una cooperación que, ha asegurado, se mantiene desde la misma tarde de los hechos.

Según ha insistido Zoido, todos los cuerpos de seguridad están practicando, “con comunicación y lealtad”, actuaciones conjuntas bajo la dirección del juez de la Audiencia Nacional encargado del caso, Fernando Andreu, y de la Fiscalía.

Un trabajo, ha añadido, que se extiende a la colaboración con las autoridades de otros países, tanto para la atención a las víctimas –en los atentados de Cataluña hay fallecidos y heridos de más de 30 nacionalidades– como para la investigación. “En la lucha contra el terrorismo la cooperación internacional es factor fundamental”, ha subrayado.

Asimismo, el ministro ha afirmado que “la seguridad es una tarea en la que todos los ciudadanos deben participar”, y por eso ha valorado que el CITCO ha recibido más de 250 llamadas alertando de posibles focos de radicalización, muchas de las cuales han coincidido con objetivos que ya estaban siendo sometidos a seguimiento.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.