La portavoz del grupo municipal popular, Marga Durán, ha calificado de “estado de emergencia” el “lamentable estado que presenta Palma”, y ha señalado que parece que “la suciedad en las calles de la ciudad se ha convertido en la seña de identidad del pacto de izquierdas en Cort”.

En rueda de prensa, ha explicado que “desde que ha comenzado la temporada estival, esta situación se ha incrementado más” por lo que ha exigido al alcalde, Antoni Noguera, que “tome cartas en el asunto ante una situación absolutamente insostenible”.

Además, ha criticado que la regidora del área, Neus Truyol, se haya ido de vacaciones dejando la ciudad “más sucia que nunca” y ha pedido la dimisión de la gerente de Emaya, Inma Mayol, y su equipo por la “desastrosa gestión de la empresa pública durante los últimos dos años” y ha apuntado que en cualquier empresa privada “ya estarían cesados”.

Por su lado, la regidora popular, María José Bauzá, ha denunciado que actualmente la falta de programación y planificación en las rutas de limpieza es “escandalosa” y que a pesar de que “hay más de 260 personas contratadas desde abril y el servicio no ha mejorado”.

En este sentido, ha lamentado que se haya pasado de “un servicio ideado para dar servicio al ciudadano a un sistema basado en la sanción, cuando la empresa pública Emaya es la primera que incumple”.

CONDENAN EL ATAQUE DE ARRAN

Por otra parte, Durán ha condenado el “ataque” que “el grupo independentista Arran llevó a cabo en un restaurante del Port Vell de Palma y ha calificado los hechos de “indignantes” por tratarse de acciones intimidatorias hacia trabajadores, residentes y turistas.

En este sentido, ha pedido al equipo de gobierno que condene los hechos y tomen medidas contundentes para evitar futuras situaciones similares.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.