La Guardia Civil, en el marco de la denominada ‘Operación Kudde’ desarrollada en Ibiza, ha detenido a tres personas como presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas, pertenencia a grupo criminal y defraudación de fluido eléctrico. En el laboratorio donde cultivaban la droga, incluso contaban con hilo musical para mejorar el crecimiento de las plantas.

Asimismo, se han practicado registros en tres viviendas de la isla, una en Ibiza y dos en Cala Vadella y en una nave industrial del polígono de Montecristo de Sant Antoni, incautándose 1.300 plantas de marihuana, 28 kilos de aceite hachís en estado de congelación y 27 kilos de cogollos de marihuana listos para su distribución o para la elaboración de aceite de hachís.

Según ha informado el Instituto armado, en la nave se halló una plantación con 1.000 plantas a punto de cosechar y aceite de hachís en estado de congelación para mejorar la conservación y durabilidad de esta sustancia. De esta forma la droga se oculta mejor y se enmascara el fuerte olor que desprende el hachís convertido en aceite.

El laboratorio desmantelado contaba también con una sofisticada instalación eléctrica automatizada con sistemas de riego y luz controlados por reguladores e incluso con hilo musical de reproducción continua para favorecer el crecimiento de las plantas.

La nave contaba además con instalación de cámaras de seguridad que servían a la organización delictiva para controlar las personas y vehículos que se acercaban al lugar.

Los investigadores se encontraron con un completo laboratorio de procesamiento de aceite de hachís, algo que no es habitual en el país, además de con un elevado grado de profesionalización, tanto en la elaboración de la droga como en sus diversas fases de presentación para la venta.

Por último, el Juez ha decretado el ingreso en prisión de los tres detenidos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.