Foto: Refugio de Can Boi

El Departamento de Medio Ambiente del Consell de Mallorca ha iniciado la apertura de un expediente a la concesionaria del refugio de Can Boi por posible incumplimiento de las obligaciones derivadas del contrato, después de tener constancia de que el establecimiento se anunció en páginas de alquiler turístico como Airbnb.

Según informa la institución insular en un comunicado, la concesionaria habría incumplido las condiciones de prestación del servicio con respecto a la promoción del uso de los refugios, ya que no solicitó la aprobación en el Consell de Mallorca para llevarlo a cabo, no se incluyó la imagen corporativa de la CIM y no se hace referencia a la red de refugios de la institución isleña”.

Además, los precios se perciben como determinados por el contrato, ya que, por ejemplo, el precio anunciado en la página de Airbnb incluye estancia indivisible y desayuno, cuando son servicios independientes y, por lo tanto, “el cliente tiene derecho a elegir qué quiere y que no”.

Asimismo, la concesionaria sólo puede aplicar los precios y servicios que están en la ordenanza de precios, de modo que “las únicas tarifas especiales que se pueden fijar son las que se especifican para las personas federadas, si bien, bajo ninguna circunstancia el distribuidor puede aplicar los descuentos que anuncia a Airbnb vinculados a la hora de la estancia”.

Así, el director insular del Medio Ambiente, Josep Manchado, se ha puesto en contacto hoy mismo con la concesionaria para informar sobre estas irregularidades y el distribuidor ha retirado inmediatamente el anuncio.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.