Foto: Reuters

El Congreso de El Salvador ha prohibido este jueves el matrimonio infantil en un intento por evitar el abuso contra menores y reducir el número de este tipo de casos en el país centroamericano, según han informado las autoridades.

Según la normativa vigente desde 1994, un adulto podía contraer matrimonio con una menor de 18 años en caso de que esta estuviera embarazada y si contaba con la autorización de sus padres.

Varios grupos y asociaciones de defensa de los Derechos Humanos habían denunciado en numerosas ocasiones que esta medida sólo servía para ocultar abusos y violaciones a menores.

“El código actual implica la posibilidad legal de que las niñas y adolescentes embarazadas contraigan matrimonio con su agresor sexual, lo que permite que mediante la aplicación del mismo ordenamiento jurídico se prolongue la vulneración de los derechos”, señala el nuevo texto, que ha sido aprobado de forma unánime en la cámara.

En El Salvador hay más de 22.000 menores casadas, según datos oficiales de 2016, lo que supone un 20 por ciento de las menores de 18 años y un 5 por ciento de las menores de 15 años.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha alertado de que tan sólo en 2015, la red de hospitales del país atendió más de 25.000 partos de niñas y adolescentes.

“Esta aprobación es un elemento muy importante para empezar a generar cambios de conducta pues entendemos que se trata de una cuestión cultural arraigado en elementos patriarcales discriminatorios”, ha aseverado María de Mejía, especialista en protección infantil de UNICEF.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.