“En mi casa las ratas han llegado a salir por la taza del baño”, así de claro lo explica una vecina de Son Forteza quien ha asegurado a Crónica Balear que en el barrio hay una auténtica plaga de ratas y que nadie hace nada para solucionarlo.

La mujer -siempre según sus palabras- lleva denunciando los hechos desde hace varios años y aunque ha comprobado que de vez en cuando aparecen operarios por la zona para proceder a desratizar “lo que hacen parece de chiste. Un día vi como levantaban una alcantarilla y rociaban con un espray, como si lo que estuvieran tratando fueran moscas o cucarachas pero no algo tan grave como lo que está sucediendo”.

Y grave hasta el punto de que  las ratas señorean por las calles “sin temor a las personas, como si se hubieran acostumbrado a vernos. No huyen, comparten la calle con nosotros” y explica: “Los problemas comenzaron hace unos años. Aquí había una fábrica de hielo que se tiró y luego se habilitó el espacio como un aparcamiento. Cuando, tiempo después, decidieron iniciar las obras para construir un edificio en ese espacio es cuando comenzaron a aflorar las ratas”.

“El problema” –nos dice- es que parece que soy la única que denuncia. He llegado a llamar hasta tres o cuatro veces en un año y en una ocasión vino uno de los encargados de la desratización para interesarse en las razones por las que era la única persona que denunciaba. La verdad que no se si eso es así porque yo aconsejo a los vecinos que denuncien lo que está pasando pero al final, creo que las quejas se quedan en el bar y somos muy pocos los que denunciamos”.

“Me he encontrado ratas en el interior de mi casa. Un día me vi  obligada a realizar unas obras y encontramos una rata muerta al levantar la bañera. Las he visto salir por el retrete y no te puedes imaginar la angustia que te entra cuando tienes que ir al servicio”, añade.

Según nos explica, uno de los operarios de desratización que  trabajó en la zona hace tiempo, le explicó que las visitas que se hacía para tratar el problema no eran suficientes “y que las labores de lucha y tratamiento contra la plaga debían ser continuas y llevadas a cabo de forma periódica”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.