La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha condenado este viernes el atentado en Barcelona y ha dicho que desde el Govern viven “momentos de dolor y rabia” pero también “de unidad de todos los demócratas”.

Así se ha expresado Armengol tras el minuto de silencio en el Consolat de Mar, que ha terminado con un aplauso de todos los asistentes en homenaje a las víctimas.

Armengol ha expresado su solidaridad con los fallecidos, sus familiares y amigos y también con los heridos en situación de peligro.

Asimismo, ha explicado que este jueves por la tarde transmitió la solidaridad de Baleares al presidente catalán, Carles Puigdemont, y ha manifestado su agradecimiento a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y especialmente a los Mossos d’Esquadra, que “han demostrado ser un cuerpo muy profesional dando lo mejor de ellos mismos”.

Finalmente, la presidenta ha recordado que la seguridad es competencia estatal por lo que desde la tarde del jueves está en contacto con la delegada del Gobierno en Baleares, Maria Salom. “Hay que tener confianza en ellos”, ha dicho.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.