Los vecinos de Son Rapinya se han puesto en contacto con Crónica Balear para dar voz al “impresionante estado de dejadez de una pista de fútbol sala”, situada en su zona que, según han informado, supone un grave peligro para los niños que van a jugar ahí todas las tardes.

Los vecinos han asegurado que la pista de fútbol, conocida como “antigua pista de los almendros”, se encuentra en ruinas, sin porterías, sin bancos y sin vallar.

Actualmente se ha convertido en un solar donde los más jóvenes van a jugar cada día y, al ser un espacio abierto, “la pelota sale a la carretera cada dos por tres, y los niños salen detrás del balón corriendo el riesgo que esto supone”. Los habitantes de la zona han señalado que hace unos días estuvieron a punto de atropellar a un niño. “El día menos pensado pasará una desgracia por las salidas de pelotas” han asegurado.

El estado de dejadez del lugar llega hasta tal punto que, según los vecinos, la pista de petanca situada justo al lado de la de futbito se ha convertido en un lugar donde los perros van a hacer sus necesidades todos los días. “Jamás hemos visto a nadie jugar a petanca en ese lugar” han señalado.

Los vecinos de Son Rapinya quieren que el ayuntamiento actue y ponga remedio a esta problemática. “Pedimos que acordonen o cierren el recinto para que las pelotas no salgan, antes de que ocurra una desgracia”.

 

 

There are 7 comments Join the conversation

Join the conversation

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.