Desde el SPP de Baleares (Sindicato Profesional de Policía), representante mayoritario en las escalas de mando del CNP, se ha lanzado un comunicado “para poner en su conocimiento y denunciar ante la opinión pública nuestra profunda preocupación por los incidentes reiterados de agresiones, peleas, etc. que se vienen sucediendo a diario en las instalaciones del aeropuerto, concretamente en las terminales y muy especialmente en la terminal A”, explican.

La organización sindical alerta sobre el riesgo para la integridad física de los policías del CNP que “se juegan diariamente a causa de unos intereses puramente económicos de AENA y las diferentes compañías aéreas para vender “a destajo” alcohol a los viajeros”. Al parecer, en los últimos días, se han producido diversas peleas que han dejado dos policías lesionados; trifulcas producidas por la ingesta de alcohol de viajeros británicos.

Un incidente, que según el sindicato, se viene repitiendo de hace tiempo. “La venta de alcohol en los aviones a pasajeros que, a todas luces ya van bastante “perjudicados”, está prohibida y ocurre a diario, lo mismo en las terminales donde existe alguna cervecería del tamaño de un “biergarten” de la Playa de Palma, es una aberración total” critican.

“No se puede entender que esté prohibido fumar debido a perjuicios para la salud y esté garantizada una borrachera aeroportuaria con un grave perjuicio para la seguridad de todos. Debería exigirse un respeto absoluto a la normativa, debería estar absolutamente controlada la venta de alcohol, especialmente a viajeros que ya van “puestos” y eso es responsabilidad de la Dirección del Aeropuerto. No se puede permitir que este tipo de “turistas”, por definirlos de alguna manera, campen a sus anchas por un recinto que recordamos es un bien demanial, no puede ser que cada día se repitan en los medios de comunicación noticias sobre los aeropuertos de Baleares donde los viajeros son fotografiados o grabados practicando sexo en los aviones o desnudos por sus instalaciones o en peleas multitudinarias por sus terminales, etc.”, explican con todo detalle.

La organización pide “NO al consumo de alcohol en las instalaciones aeroportuarias y menos aún en los vuelos”, afirman que se responsabilizará a la dirección del Aeropuerto, AENA y las compañías aéreas de la impunidad por el consumo y la venta de alcohol a viajeros.

“No se puede argumentar que la venta de alcohol es un negocio importante cuando más importante es la seguridad e integridad física de las personas. En las mismas tiendas aeroportuarias se vende tabaco sin que se permita fumar y no pasa nada. El problema que denunciamos afecta a todos los trabajadores de esas instalaciones y a los viajeros”, finalizan preocupados.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.