El Grup Balear d’Ornitologia i Defensa de la Naturalesa (GOB) ha exigido la paralización del vertido de escorias en las obras de ampliación del Puerto de Palma porque representa un grave riesgo sobre los ecosistemas y salud humana ya que según dicen “no parece que estén correctamente tratadas” debido “a la presencia de plásticos”.

Según explica el GOB, el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex), entidad dependiente del Gobierno central, si se vierte en el mar debería ser previa “encapsulación totalmente estanca, con un filtro de arena – bentonita de los terraplenes de escoria”.

Tal como ha denunciado la asociación Mallorca Blue este fin de semana, indican desde el GOB, la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) “está vertiendo escorias provenientes” del proceso de incineración para la realización de las obras de ampliación del Muelle de Ponent.

Ante esto, Tirme asegura que “se trata de escorias que han sido tratadas convenientemente” pero, dice el GOB, la presencia de plásticos hace pensar que, “como en muchos otros casos denunciados” por entidades ecologistas, el proceso de incineración no se hace correctamente, en tanto que no se asegura la destrucción del residuo. Por esto, critican que es un caso “especialmente grave” porque se vierte directamente a la mar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.