Imagen de archivo

 A las 09:20 horas de este martes, agentes de la Policía Local de Son Servera se encontraban haciendo tareas en sus dependencias, cuando un varón de nacionalidad española y de 38 años acudió al cuartel y preguntó a los policías si alguien había traído una mochila de su propiedad, ya que la había perdido.

En ese momento, los agentes se dieron cuenta de que conocían al varón de actuaciones anteriores, y sospechaban que pudiera haber estado implicado en un robo que se produjo el día 28 de mayo de 2017 en una heladería de Cala Millor, donde un individuo con características similares sustrajo 1.200 euros al apoderarse de la recaudación en un descuido de una de las trabajadoras del negocio. Por ello, decidieron consultar si tenía alguna requisitoria en vigor, o bien, si se le buscaba por algún otro motivo.

Desde la Guardia Civil de Artà comunicaron a los agentes que el varón, a parte de estar siendo buscado por el robo en la heladería, pesaba sobre él una requisitoria de ingreso en prisión proveniente del Juzgado de lo Penal Número 8 de Palma.

Los agentes que se encontraban en las dependencias policiales, procedieron a la detención del varón, informándole del motivo de su detención y de sus derechos.

Tras la detención el varón fue puesto a disposición de la Guardia Civil de Artà, que continuaron con la investigación de los hechos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.