El cadáver de un hombre, de 45 años de edad, ha sido localizado en el interior de una casa okupa de Cala Rajada. Aún no se ha determinado la causa de la muerte, rodeada de extrañas circunstancias.

El suceso tuvo lugar en la tarde del ayer, sobre las 16:30 horas, cuando la Policía Local de Capdepera recibió la llamada de un joven en estado muy nervioso comunicando que se había encontrado a un amigo suyo fallecido en la antigua casa de los okupas del municipio.

[adrotate banner=”125″]

Una unidad de la Policía Local, el 061 y la Guardia Civil se desplazaron con carácter de urgencia a la Autovía Juan Carlos I, frente al hotel Dos Playas. Los agentes se encontraron con el joven, que manifestó que se había desplazado hasta la casa de su amigo porque hacia tiempo que no le veía. Al llegar se encontro con la dramática escena, su amigo yacía fallecido sobre la cama, desnudo y al parecer, llevaba sin vida varios días.

Junto a la cama se encontraron restos de sangre, por lo que se solicitó la intervención de la unidad judicial de la Guardia Civil. En un principio, no parecía que se tratase de una muerte natural aunque esa hipótesis fue perdiendo intensidad; por lo que a estas horas no se ha podido determinar cual es la causa de la muerte.

Tras varias horas realizando la inspección ocular, se personó el forense y ordenó el levantamiento del cadáver. Según información facilitada, está previsto que se realice su autopsia el domingo día 14 a las 9:30 horas, para intentar determinar las causas del fallecimiento.

A las 21.15 horas, se personaron los servicios funerarios para hacerse cargo del traslado hasta el anatómico forense de Palma. La persona fallecida es un varón de 45 años de edad, residente en el municipio.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.