La colaboración ciudadana fue vital para que la Policía Local de Manacor procediera a la detención de un joven por intentar robar en una joyería del municipio. Varios ciudadanos salieron corriendo tras él y lograron reducirle a pesar de su resistencia. El suceso tuvo lugar cuando el joven entró en el establecimiento y solicitó a una de las dependientes que le mostrase cadenas de oro, ya que, según le contó, tenía la intención de adquirir una de gran valor.

[adrotate banner=”125″]

Tras mostrarle varias cadenas de oro, valoradas en más de diez mil euros, el joven aprovechó que se había quedado solo en la tienda para lanzar un bote de pimienta contra el rostro de la dependienta. El detenido logró apoderarse de gran cantidad de las joyas que estaban en el mostrador y salió corriendo del establecimiento.

La dependienta pidió rápidamente ayuda a otra empleada y se dirigieron tras el ladrón para tratar de interceptarle. A ellas, se unió un grupo de varios ciudadanos, alertados por el robo en cuestión, que persiguieron también al joven. Al estar tan próximos al establecimiento y ser testigos del robo, el grupo logró dar alcance al detenido a pocos metros de la joyería.

Una vez interceptado, el ladrón ofreció una fuerte resistencia, por lo que fue necesaria la participación de varios ciudadanos para retenerle. Se desplazó rápidamente al lugar una dotación de la Policía Local de Manacor y procedió a la detención del joven, que fue trasladado a dependencias policiales y puesto a disposición del Juzgado de Guardia.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.